En AMBIENTALES

Desde el anuncio de la llegada del parque eólico Campo Lindo a la localidad de Las Trancas, en Los Ángeles, la comunidad ha denunciado los impactos acarreados por el inicio de los trabajos. El último de ellos, hace casi un mes, anegó cosechas, caminos de servidumbre y entubó un canal de regadío y aguas lluvias. Lo anterior, para pasar líneas eléctricas soterradas.

Con las primeras lluvias de junio, la intervención de los canales de regadío ejecutado por la empresa AES Andes, ex AES Chile, causó estragos en los campos y perturbó la vida de los parceleros del sector rural de Las Trancas, en Los Ángeles.

Pese a las advertencias realizadas a los trabajadores de AES Andes, sobre los impactos que iban a causar el entubamiento del canal, las inundaciones y la pérdida de cultivos, los sucesos terminaron dándoles la razón a las familias agricultoras.

Los daños

Vilma Mellado, dirigente socio-ambiental del Ciruelo Sur, sector rural que también se está viendo afectado con el proyecto Parque Eólico Campo Lindo, comentó que «les explicamos la función que tenían los canales, que no solo son de regadío, sino que distribuyen las aguas lluvias; sin embargo, aun así, la empresa intervino un canal de 4 m de ancho con un tubo de 90 cm de diámetro».

El camino de servidumbre afectado por los trabajos de la empresa energética divide en dos el proyecto Campo Lindo, por lo que debe pasar entre las parcelas para interconectar las instalaciones eléctricas soterradas. Realizando dicha faena AES Andes perjudicó cultivos, usados también en la alimentación de sus animales, y caminos utilizados también para llevarlos a los predios de engorda. 

 

«Los parceleros perdieron muchas hectáreas de maíz. Las pérdidas han sido millonarias. Los parceleros, a estas alturas debían haber tenido ya plantada la avena, porque después de la cosecha de maíz plantan la avena; así es el proceso que ellos hacen, lamentó Mellado.

También puedes visitar: CODEFF diio presente en el seminario sobre conservación del Parque Nacional Nonguén: Piloto de planificación Territorial en Concepción 

Este hecho de afectación a los agricultores del sector rural de Las Trancas no es el único registrado en el último tiempo. En agosto de 2021, trabajadores de la empresa entraron a un predio privado, rompiendo el candado para ingresar con una retro excavadora a trabajar al lugar.  Un mes más tarde, trabajadores subcontratados de AES Andes, cortaron árboles que un vecino mantenía en su terreno. Lo anterior provocó la movilización de los agricultores y vecinos, que obligaron a la empresa a suspender momentáneamente sus actividades.

El proyecto, que pese a mantener su Resolución de Calificación Ambiental (RCA) desde 2015, cuenta con múltiples denuncias en la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) por incumplirla. El impacto de sus trabajos mantiene movilizada nuevamente a la comunidad de Las Trancas, que hace un mes está resguardando uno de sus caminos de servidumbre, el que se vio también afectado por los trabajos de AES Andes

 

Sobre las inundaciones producto de los trabajos, Vilma Mellado agregó que, «además de intervenir el camino de servidumbre, esta empresa le arrendó a un vecino un pedazo de terreno para pasar por el predio y lo que ellos hicieron fue levantar ese camino con tierra que compactaron en terraplén y ahora el agua no fluye. Todavía hay áreas inundadas, desde las primeras lluvias».

Según indican desde el campamento que mantiene el Comité Ambiental Las Trancas, tanto la intervención como la instalación de las líneas de transmisión que estarían pasando por debajo del camino de servidumbre, no están establecidas de esa forma en la RCA. «No hemos encontrado ninguna consulta de pertinencia que tenga la autorización para hacerlo, o sea, actúan de manera irregular. Hemos agotado esfuerzos en sentarnos a mesas de trabajo con ellos, donde se comprometen a no vulnerar, a reparar los caminos, pero no es así, no cumplen. En el verano, los parceleros explicaron la importancia de los canales y no la entendieron», agregó Mellado.

Cabe destacar que hace una semana, desde la empresa instruyeron la realización de una encuesta de satisfacción, tras el traslado de parte de sus componentes pesados, a lo que la comunidad de Las Trancas respondió mediante un comunicado público, que la iniciativa «refleja que no han recogido ni dimensionado el malestar que hemos manifestado las comunidades, con elocuencia y en diferentes formas, por todas las vulneraciones que hemos sido expuestos, y los incumplimientos reiterativos a la RCA, como así también de los compromisos establecidos en mesas formales de trabajo con los altos mandos de la empresa y el Ministerio de Energía».

Las represalias de AES Andes contra los parceleros que protegen sus caminos de servidumbre

Paradójicamente y pese al daño provocado, desde AES Andes ingresaron un recurso de protección contra los parceleros que hace ya un mes mantienen el resguardo de uno de sus caminos de servidumbre. Ellos reclaman que nosotros le estamos interviniendo la ruta Q-262, que es la ruta principal, a un kilómetro aproximadamente hacia adentro. Nosotros estamos en el camino de servidumbre, que ocupan todos los parceleros colindantes con el proyecto». 

El recurso de protección, declarado admisible por la Corte de Apelaciones de Concepción el pasado 28 de junio, contiene  además una solicitud de auxilio de la Fuerza Pública, a través de Carabineros, para efectuar el desalojo de los parceleros movilizados.

 

La inmovilidad de las autoridades y la organización de comités ambientales como respuesta

Pese a las decenas de denuncias que pesan contra el proyecto Campo Lindo en la SMA, provenientes de las comunidades rurales de Las Trancas, Ciruelo Sur, La Victoria de Candelaria, El Sauce, entre otras, las autoridades de Energía y Medio Ambiente aun no intervienen la iniciativa y su puesta en marcha en el territorio. 

«Ellos están acostumbrados a avasallar y a vulnerar, porque se resguardan en que la legislación es muy débil y la ley 19.300 tiene muchos vacíos que les permiten interpretar, además que saben que las autoridades no cumplen su función de fiscalizar y denunciar. Todo lo que hemos logrado ha sido a través de nuestra fiscalización, la que le hemos pedido a las autoridades competentes locales y regionales. Si ellos estuvieran en terreno estas cosas no pasarían», declaró Vilma Mellado.  

Pese a la visita del actual ministro de Energía, Claudio Huepe, a la zona afectada con los trabajos de AES Andes durante la semana pasada, la reunión no paso de acuerdos a mediano plazo para revisar la problemática a niveles ministeriales. 

En este sentido, Mellado expresó que, «el llamado es que las autoridades que están ahora en cargos que les compete fiscalizar, empiecen a buscar información. Por nuestro lado, hemos encontrado mucha información, pero nosotros, simples ciudadanos, no tenemos los recursos para hacer más acciones, sin embargo, el Gobierno Regional tiene los recursos y las autoridades, que debieran estar fiscalizando».

Debido a esto y al historial de afectaciones causadas en los campos por AES Chile, ahora AES Andes, el Comité Ambiental Las Trancas mantiene el resguardo de uno de sus caminos, movilización que cumple casi un mes.

«Las energías llamadas limpias no se pueden desarrollar en zonas habitadas, el desarrollo no puede ir de la mano de la destrucción y la vulneración de las comunidades y de lo ambiental», concluyeron desde Las Trancas.

 

Entradas Recientes
lobo